ENTRETENIMIENTOFARANDULAINTERNACIONALESREVISTA

Una Broma Arruina un Matrimonio Tan solo 24 Horas Despues de Casados

Compartir

Una petición ignorada y un límite personal cruzado llevan a una pareja a divorciarse un día después de su boda.

Una historia que ha sorprendido a muchos en las redes sociales se desarrolló recientemente, cuando una pareja decidió poner fin a su matrimonio tan solo 24 horas después de haberse dado el «sí, quiero». La razón detrás de esta drástica decisión fue una broma de bizcocho que resultó ser el punto de quiebre en su relación.

La protagonista de esta historia, una mujer de 27 años, compartió su experiencia en la plataforma Reddit, donde detalló cómo su matrimonio se vino abajo debido a una situación que pudo haberse evitado. Antes de la boda, la mujer había expresado claramente a su esposo su deseo de que no repitiera la popular broma de untarle la cara con la tarta nupcial. Ella tenía una mala experiencia previa relacionada con esta tradición.

La novia explicó que cuando cumplió 17 años, su madre también quiso hacerle una broma similar durante su fiesta de cumpleaños. Sin embargo, la situación se tornó peligrosa cuando un adorno en el bizcocho causó un corte en su frente, resultando en una hemorragia significativa.

«Le dije que si alguna vez me hacía algo así le dejaría», compartió la mujer, agregando que aunque sus palabras sonaban en tono de broma, en realidad estaba estableciendo un límite personal importante.

A pesar de la petición de su esposa, el novio decidió ignorar sus deseos y procedió a mancharle el rostro con el bizcocho, que tenía un costo de 500 dólares, arruinando su maquillaje, cabello y ensuciando su vestido. «Todo pareció ir a cámara lenta durante unos instantes«, recordó la mujer.

«Entonces, comencé a alejarme, él se dio cuenta de que me iba y trató de alcanzarme, diciendo que estaba exagerando. Le empujé y pedí un Uber. Cuando salí, la mayoría de las personas intentaban que volviera, pero me metí en el Uber y me fui». La novia regresó a su casa, empacó sus cosas y pasó la noche en un hotel.

Al día siguiente, la mujer intentó hablar con su recién estrenado esposo sobre lo sucedido, pero él se negó a disculparse, afirmando que no entendía por qué su broma había causado tanto malestar. Fue entonces cuando la novia tomó la difícil decisión de divorciarse de él. Para ella, era inaceptable estar con alguien que no respetaba sus límites personales ni asumía la responsabilidad de sus acciones, especialmente en un día que se suponía sería el más feliz de sus vidas. «Se suponía que iba a ser el día más feliz de nuestras vidas y me avergonzó delante de todos por una broma que sabía que yo odiaba«, concluyó la mujer.

Esta historia destaca la importancia de la comunicación y el respeto en una relación, así como la necesidad de tener en cuenta los límites personales de cada individuo, incluso en situaciones que puedan parecer inofensivas. El matrimonio, que comenzó con alegría y celebración, terminó abruptamente debido a una broma que se cruzó de límites y reveló diferencias fundamentales en la pareja.

Esta pagina utiliza Cookies.    Más información
Privacidad