LOCALESNOTICIAS

Baile de Balas: Dan de baja a «Búfalo» y «Cara Fina» en Duelo con la Policía

Compartir

Santo Domingo Este y La Romana: Dos Pistolas Silenciadas, Dos Historias Delictivas Menos

Santo Domingo RD – En un enfrentamiento digno de una película de acción, la Policía Nacional despidió a dos protagonistas de la delincuencia en «intercambios de disparos». «Búfalo» y «Cara Fina» dejaron su huella criminal en Santo Domingo Este y La Romana, respectivamente, pero no contaban con el guion que les tenía preparado la ley.

«Búfalo«, también conocido como Wildy Jael Rosario De La Cruz, tenía un prontuario delictivo tan amplio que parecía sacado de una novela de crimen y misterio. En un enfrentamiento en la autopista Samaná, paraje El Naranjal, se resistió a una patrulla de la Dirección Central de Investigación (DICRIM), pero la historia no le tenía reservado un final feliz.

Este personaje, activamente buscado por la Policía por el homicidio de Franklin Moras, se despidió enfrentando a los agentes con una pistola Ruger, modelo P85, calibre 9 milímetros, sin ningún papel que respaldara su legalidad. Parece que su carrera delictiva llegó a su fin en ese cruce de balas.

En La Romana, otro capítulo delictivo llegó a su clímax con la caída de Robert Cedeño, conocido como «Cara Fina». Este reconocido delincuente, buscado por múltiples delitos, protagonizó su último acto durante un operativo conjunto que involucró a la DNCD, DICRIM, DINTEL, ERD, PN y Ministerio Público.

La narrativa de «Cara Fina» incluyó asaltos y un oscuro episodio en el establecimiento Productos Oasis, donde una empleada resultó herida de bala en la cabeza. En el sector Río Salado y otros lugares como Bancola, Katanga y Trasero de Maco, las autoridades le dieron caza, poniendo fin a sus fechorías.

Desde temprano, helicópteros danzaron sobre la zona en una coreografía policial que puso fin a la carrera delictiva de este «Cara Fina».

Intercambios de Disparos y la Realidad Oculta:

Mientras el polvo de los enfrentamientos se asentaba, el presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados reveló una trama subyacente. Contradiciendo las estadísticas oficiales que hablaban de unos 63 muertos en «intercambios de disparos», más de 300 ejecuciones extrajudiciales se han producido en el país este año.

Los congresistas insisten en la necesidad de una verdadera reforma policial y un accionar de los uniformados enmarcado en el respeto de los derechos humanos y la constitución. Mientras tanto, la sociedad observa este dramático episodio donde, al menos por un momento, el asfalto fue testigo del duelo final entre la ley y el crimen.

Esta pagina utiliza Cookies.    Más información
Privacidad